domingo, 9 de junio de 2013

Reclutamiento de grupo en Camponotus cruentatus

Group recruitment in Camponotus cruentatus

Entre las hormigas que reclutan en tándem (una sola exploradora conduce a una única compañera hacia la fuente de alimento) y aquellas otras que realizan reclutamiento masivo, existen especies que efectúan el llamado reclutamiento de grupo.
En el reclutamiento en tándem la obrera líder es contactada continuamente por la obrera reclutada, que golpea con sus antenas el gastro de la exploradora mientras avanzan juntas, una detrás de la otra. En el reclutamiento masivo desaparece el rol conductor de la hormiga exploradora, que se limita a segregar una pista feromonal continua entre la fuente de alimento y el nido (y otra posterior, en sentido contrario, al retornar al alimento tras desencadenar la salida de numerosas obreras). En este caso no será necesario una hormiga líder dirigiendo a las obreras reclutadas: bastará con que sigan la pista trazada por la exploradora.
El reclutamiento de grupo constituye un estadio intermedio en la evolución de estos sistemas de comunicación en las hormigas. Mientras se mantiene el liderazgo de la hormiga exploradora -seguida de cerca, y a veces contactada, por el pequeño grupo de hormigas reclutadas- aquella va segregando una pista continua en dirección a la fuente de alimento.
Ayer pude filmar este interesante comportamiento en Camponotus cruentatus. La escena acontece por la mañana temprano, poco después de iniciarse la actividad de la colonia. Una obrera, que tiene memorizada la fuente de alimento visitada en días anteriores, parte del nido segregando una pista feromonal. Le sigue de cerca un grupo de 9 hormigas, que con frecuencia la tocan en el gastro con las antenas. Nótese que la hormiga líder lleva el gastro inclinado sobre el sustrato, como arrastrándolo, y que anda más despacio. Adviértase también el momento en que una obrera contacta frontalmente con la líder: ésta, inmediatamente, transmite a la obrera la excitación del reclutamiento mediante rápidos e intensos contactos con las antenas, las mandíbulas y las patas delanteras.


2 comentarios:

  1. Impresionante. Gracias por ilustrarnos en el fascinante universo de lo pequeño.

    ResponderEliminar