viernes, 10 de enero de 2014

Representación de la hormiga en el Antiguo Egipto

Ant representation in the Ancient Egypt

Los egipcios representaron numerosos animales. Entre los artrópodos figuran abejas, escarabajos, langostas, mantis, moscas, libélulas, mariposas, centípedos, cangrejos y escorpiones. Las hormigas, sin embargo, parecían estar ausentes… En vano las busqué. La consulta a varios especialistas no tuvo éxito. Antonio Melic, en su estupendo artículo sobre los artrópodos en los jeroglíficos (1997) informa de su existencia, pero reconoce no haberlas localizado.

El experto André Dollinger, en su magnífica web dedicada al Egipto faraónico, afirma que se desconoce todavía la palabra “hormiga” que debieron emplear los antiguos egipcios. Cita dos papiros en los que, de acuerdo con el contexto, parecen mencionarse:

Papiro Insinger

Un poco de viento mueve el barco
Una pequeña abeja trae la miel
Una pequeña hormiga acarrea la miga
Una pequeña langosta destruye la vid


Papiro Mágico Demótico de Londres y Leiden

…Cogerás entonces una hormiga. La hervirás en aceite de alheña. Ungirás con él sus pies (remedio contra la gota)

Del interés por las hormigas entre los egipcios da cuenta un curioso dato registrado por la historia de la cosmética: componían máscaras y pinturas faciales mezclando pupas de hormigas machacadas con ceniza o pigmentos animales y vegetales. Si además recordamos la ubicuidad de estos insectos, su impacto en las cosechas, su simbolismo vinculado a la previsión y a la organización social, ¿era seguro que nunca fueron representadas en papiros, monumentos o adornos?

La reciente lectura de un artículo del egiptólogo Dimitri Meeks (2010) me puso sobre la pista a seguir. El autor asevera haber encontrado la palabra hormiga en el llamado Papiro de Turín. Véala el lector:


La palabra hormiga en escritura jeroglífica  (según Meeks, 2010)


Meeks relaciona dicha palabra con la empleada en un dialecto berbero-líbico para designar a la hormiga: taget’t’ouft, así como con la utilizada en lengua copta:

La palabra hormiga en idioma copto (según Meeks, 2010)

Finalmente, declara que no existe representación de la hormiga en el Antiguo Egipto, pero añade la siguiente nota al final del texto: “con la excepción de una piedra grabada” que aparece en una de las láminas de la obra Objects of Daily Use del arqueólogo Flinders Petrie (1927). En dicha lámina (la nº XIV), bajo el epígrafe “Piedras grabadas sirias y clásicas” (pertenecientes, por tanto, al periodo final del imperio egipcio, sujeto a diversas invasiones e influencias externas), se halla efectivamente una pequeña piedra ovalada con dos hormigas grabadas, enfrentadas una a la otra.


Piedra grabada del Antiguo Egipto (según Petrie, 1927)

Llama la atención la fidelidad morfológica: las seis patas en las que se aprecian el fémur, la tibia y el tarso; las dos antenas, la división del cuerpo en cabeza, tórax y abdomen. Muy curiosa es la protuberancia que sobresale de la cabeza. La tomé al principio por mandíbulas alargadas, pero (como intentaré mostrar en una próxima entrada) se trata con seguridad de un grano de trigo acarreado por la hormiga.


Referencias:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada