martes, 11 de febrero de 2014

Hormigas aladas en el siglo XIV

Winged ants in the XIV century

En torno al año 1350 Ulrico, abad del monasterio cisterciense de Lilienfeld (baja Austria), compuso, con la ayuda de varios dibujantes, un manuscrito de 245 folios con 1220 ilustraciones que ha pasado a la historia bajo el título de Concordantiae caritatis. Cada folio ilustrado contenía, en la parte superior, escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento, y en la inferior representaciones de la naturaleza. Se conocen unas 40 versiones manuscritas, incluyendo la original de Ulrico, el denominado Códex Campililiensis 151.

Abadía de Lilienfeld (http://www.stift-lilienfeld.at/)

Entre las escenas del mundo natural hay tres dedicadas a las hormigas. En dos de ellas se ve a las hormigas recolectoras junto a espigas o árboles en flor.

Ilustración del Códex Campililiensis 151. © Hill Monastic Manuscript Library and Stift Lilienfeld

Ilustración del Códex Campililiensis 151. © Hill Monastic Manuscript Library and Stift Lilienfeld

En la tercera escena, y aquí la gran novedad iconográfica, se ven hormigas aladas en pleno vuelo nupcial. Este fenómeno era conocido desde tiempo inmemorial. Las reinas eran utilizadas como cebo para la pesca y la caza de pájaros, y dieron lugar a un antiquísimo refrán (probablemente originado en Oriente y difundido hacia Occidente por las invasiones árabes) que estuvo vigente en España entre los siglos XV y XVIII bajo esta forma general: “Por su mal le nacieron alas a la hormiga”. Por entonces se creía que a las hormigas adultas les salían las alas en algún momento de su vida. Se desconocía la división en castas y, por tanto, la realidad de las reinas y machos alados diferentes de las obreras.

Ilustración del Códex Campililiensis 151. © Hill Monastic Manuscript Library and Stift Lilienfeld

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada